Pues no hay que darle muchas vueltas, su nombre la define perfectamente: Maderoterapia = Terapia con Maderas.

Se trata de una técnica de masaje NO INVASIVA, que se basa en la utilización de elementos fabricados en madera de diferentes formas y tamaños, diseñados especialmente para adaptarse a las distintas zonas del cuerpo.

Os tenemos que decir, que es una técnica cautivadora desde el primer momento, por la sensación, pero sobre todo por los resultados visible y ESPECTACULARES desde la primera sesión.

Se puede realizar tanto a nivel facial como corporal, en función de los objetivos y necesidades que busquemos. Tiene innumerables beneficios estéticos, de los que principalmente destacamos su gran efecto drenante y descongestivo, que logra un resultado increíble desde las primeras sesiones de tratamiento corporal y facial.

En el cuerpo, ataca la celulitis, especialmente en caderas y piernas, activa la circulación, disminuye el tejido adiposo con lo que consigue reducción de centímetros, realzamiento de los glúteos y firmeza en los tejidos. Igual de sorprendente o mas es la maderoterapia en el rostro, recupera su posición, los pómulos y párpados se elevan, las arrugas se alisan, se reduce el doble mentón, la piel del cuello y rostro recuperan su turgencia gracias a la estimulación de colágeno y elastina y se redensifica los tejido además de ser una sensación de esas que enamoran.

Es una terapia muy recomendable para personas que acumulan estrés o sufren de dolencias corporales, como por ejemplo el dolor de espalda o el dolor de cervicales, y contracturas musculares. Durante la sesión se moviliza y equilibra la energía corporal aportando una relajación profunda, y un bienestar de tranquilidad emocional.

WhatsApp chat